SELFIE: una herramienta para el autodiagnóstico de la Competencia Digital

En la entrada del pasado diciembre de título «Estrategía Aragonesa Ramón y Cajal para la Competencia Digital Docente» os conté una serie de actuaciones que se van a ir realizando en los centro educativos de aquí al curso 2023-24 con el objetivo general de conseguir el mayor nivel posible de Competencia Digital en la comunidad educativa.

Dos de los objetivos concretos que se han marcado es que al menos el 80% del profesorado disponga de una certificación en cuanto a Competencias Digitales Docentes (CDD) y que el 100% de los centros dispongan de una Plan Digital de Centro, entendido como

…un documento que se debe elaborar en el seno del propio centro, para que sirva de referencia a toda la comunidad educativa y como plan de mejora para una integración real y adecuada de las tecnologías en la educación del alumnado. Por este motivo, debe reflejarse en el Proyecto Educativo, el Proyecto de Dirección y la Programación General Anual. La propuesta de Plan Digital de Centro (PDC) del INTEF toma como referencia el Marco Europeo para Organizaciones Educativas Digitalmente Competentes (DigCompOrg), desarrollado por el Centro Común de Investigación (JRC, Joint Research Centre), de la Comisión Europea

Algo que se considera importante para poder elaborar el PDC es saber cuál es el punto de partida de cada centro en relación a las competencias digitales de las que dispone el centro como tal, su profesorado y su alumnado.

Para poder hacer este diagnóstico previo, la Unión Europea ha desarrollado una herramienta on-line, cuyo nombre es SELFIE for Schools,  de la que precisamente fuimos centro piloto en el curso 2018-2019.

Esta herramienta premite el autoregistro de los centros y genera tres formularios on-line: uno para las personas del Equipo Directivo, otro para el profesorado y otro para el alumnado. Una vez completados los formularios por parte de cada grupo, la herramienta SELFIE ofrece una serie de estadísticas que permiten conocer en qué punto se encuentra el centro en cuanto a Competencias Digitales.

En los meses que siguen planificaremos la realización de este diagnóstico inicial, por lo que pronto recibiréis noticias acerca de quién y cuándo completar los formularios que correspondan.

Para más adelante, quizás cerca del final de este curso o a principios del que viene, hablaremos de otra herramienta SELFIE dirigida al profesorado (SELFIE for Teachers) y que tiene que ver con el autodiagnóstico individual de los profesores y profesoras en su competencia digital y que está relacionado con el objetivo del 80% del profesorado con una certificación en CDD.

De ambas herramientas, SELFIE para centros y para profesorado, os iré dejando información en las páginas que prepararé para ello, alojadas en este mismo blog, y a las que podéis acceder con los enlaces anteriores o a través de las imágenes enlazadas que podéis encontrar en el menú lateral.

 

Estrategia Aragonesa Ramón y Cajal de Competencia Digital Docente

El pasado día 2 de diciembre, como parte de las sesiones de formación para los COFOTAP de centro,  nos presentaron la Estrategia Aragonesa Ramón y Cajal de Competencia Digital Docente.

El contenido de la sesión tiene relación con el marco de trabajo que la Unión Europea lanzó en diciembre de 2010 y que tenía como objetivo identificar aquellas componentes claves que permitiesen determinar si un ciudadano europeo es, o no,  competente digital.

El FrameWork DIGCOMP,  actualmente en  su segunda revisión,  se define como

«…un marco detallado para el desarrollo de la competencia digital de los ciudadanos en Europa. El marco proporciona la descripción detallada de todas las habilidades necesarias para ser competente en entornos digitales y las describe en términos de conocimientos, habilidades y actitudes y aporta los niveles dentro de cada competencia.»

Desde su versión inicial, establece cinco Áreas de Competencia principales : información, comunicación, creación de contenidos, seguridad y resolución de problemas.

A la vista de las 5 áreas establecidas y las competencias que engloban cada una, se hace evidente que para que la ciudadanía alcance esa competencia digital hace falta mucho trabajo. Trabajo que, principalmente, recae en la Comunidad Educativa.

Con el objetivo de que los ciudadanos europeos del futuro, es decir, nuestros actuales alumnos, salieran de los distintos sistemas educativos con unas competencias digitales mínimas se adaptó el marco DIGCOMP para crear el framework DIGCOMP-EDU.  El objetivo de este marco, adaptado a la educación, es asegurar las competencias digitales de los docentes para que las puedan trasladar a sus estudiantes.

El Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF) lleva tiempo trabajando en alcanzar el objetivo de conseguir la Competencia Digital Educativa en los tres ámbitos principales que conforman la comunidad educativa: el alumnado, el profesorado y el centro educativo.

Y ese fue el objetivo de la sesión del pasado jueves en la que, como he introducido,  nos presentaron la Estrategia Aragonesa Ramón y Cajal de Competencia Digital Docente y nos explicaron como, todo esto, va a ir llegando a los centros y al profesorado.

En primer lugar, Julio Albalad, Director del INTEF, y a continuación personal del CPR Mª de Ávila nos detallaron, paso a paso, lo hecho y lo que está por llegar, recogido todo ello en el material que encontraréis en el Espacio COFOTAP (1ª sesión) (clic en el enlace o sobre la imagen adjunta) del CP y del que voy a tratar de extraer las ideas principales y que, como docentes, más nos interesan.

La estrategia se enmarca, tanto en lo que refiere a su planificación como a su financiación, en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea. Dicho Plan, en relación a la digitalización en Educación,  tiene como objetivos más inmediatos los siguientes:

  • todos los centros digitalmente equipados, con un equipamiento mínimo común por aula compuesto por ordenador y pantalla interactiva;
  • un 80% del profesorado certificado con un nivel de competencia digital mínima;
  • todos los centros con un Plan Digital de Centro (PDC) que establezca estrategias y  mecanismos para que esta digitalización redunde en alumnos competentes digitales.

Y todos estos objetivos deben alcanzarse para junio de 2024. ¿Qué significa todo esto para los centros y su profesorado?

En primer lugar,  durante este curso y los siguientes, iremos viendo como el equipamiento de las aulas se va renovando. Se actualizarán ordenadores y PDIs, que serán sustituidas por pantallas interactivas similares a las que ya tenemos en las aulas de informática.

Junto a la renovación de medios, es necesario ayudar al profesorado para que pueda aprovecharlos al máximo, de manera que todo esto repercuta en los alumnos y en que puedan alcanzar la competencia digital. No debemos olvidar que ese es el principal objetivo.

Por ello, conseguir el 80% del profesorado certificado y el 100% de los centros con PDC son, realmente, los objetivos de trabajo marcados para los docentes y los centros.

En lo que refiere a la certificación de la Competencia Digital Docente (CDD), se basará en un marco de referencia similar al existente en la certificación de idiomas, con niveles desde el A1 hasta el C2, y que fue publicado en el Acuerdo de la Conferencia Sectorial de Educación, en la Resolución del 2 de junio de 2020.

El proceso de certificación se plantea por varias vías, directas e indirectas. Las certificaciones directas se realizarán, por ejemplo, mediante un análisis de los cursos que la administración tiene registrados de cada docente (se partirá del curso 2016-2017 en adelante), que podrán otorgar a dicho docente de un cierto nivel inicial en competencia digital. Otras certificaciones directas que se plantean tendrán en consideración puestos que se hayan ocupado, como COFOTAP, asesores TIC, Coordinadores Vitalinux, etc; y, también, por titulación o experiencia docente de determinadas especialidades.

La información del nivel de certificación se integrará en los datos del profesorado en Paddoc, mediante la plataforma ArcoDigital, en desarrollo por el Departamento de Educación. Esta plataforma, como se ha dicho,  tendrá la intención de servir de registro de nivel de CDD del profesorado y ser punto de partida para uno de los procedimientos de certificación indirectos: el formativo. La idea es que cada docente tenga su nivel certificado integrado en lo que son sus datos administrativos como docente y que la propia plataforma le pueda ofrecer intinerarios formativos con los cursos ofertados por la administración (en Doceo, Catedu, Aularagón,…) con el fin de mejorar su nivel en CDD. Existirán, además, otros procedimientos de certificación indirectos, necesarios sobre todo para niveles superiores de certificación, como el C1 y C2: pruebas estandarizadas, evidencias o pruebas de desempeño,..

Todo ello se irá desarrollando y nos irá llegando en los meses próximos. Es labor de todos conseguir ese 80% de profesorado certificado para antes de junio de 2024, y el compromiso de la administración ante el posible esfuerzo a realizar por todos es que la certificación pueda ser utilizado, por ejemplo, como méritos en concursos de traslados, ante concursos para ocupar determinados puestos, etc.

En todo este proceso es parte fundamental el Centro Educativo, que debe ofrecer el entorno adecuado para conseguir un equipo de profesores y profesoras con un nivel de CDD alto y que consigan transmitirlo a sus alumnos, objetivo principal de todo este proceso, no lo olvidemos.

Por ello, como ya se ha introducido, el siguiente objetivo para este plan con fin en junio de 2024 es que el 100% de los centros disponga e implemente un Plan Digital de Centro, en el que tras un análisis inicial de situación, se marquen los objetivos y líneas estratégicas de actuación, con una temporalización de las mismas y mecanismos de evaluación.

Para el análisis inicial de la situación en los centros, la Unión Europea ha desarrollado una herramienta web denominada SELFIE . Dicha herramienta ya es conocida por algunos profesores del IES, pues fuimos seleccionados durante el curso 2018-2019 para las pruebas piloto durante su desarrollo. A partir de enero de 2022 SELFIE  llegará a los centros para que comiencen a realizar ese análisis de situación inicial.

La certificación del profesorado, la formación con objetivo en la misma, el Plan Digital de Centro,… todo ello implica muchos cambios, mucho trabajo y mucho esfuerzo por parte del profesorado y de los centros educativos. Para ello se están estableciendo lo que denominaron Equipos Impulsores del cambio. En ellos aparecen dos figuras nuevas junto a la  implicación de las Direcciones Generales correspondientes, los equipos dedicados a formación de los CPR y, en el otro extremo, los coordinadores COFO/COFOTAP y los propios Equipos Directivos. Dichas  figuras son los Asesores CDD y los Mentores Digitales.

Ambas figuras serán ocupadas por personal docente que quiera optar al cargo. De hecho, la convocatoria para optar al puesto de Asesor CDD nos fue enviada por nuestra compañera COFO, Silvia A., en correo del día 26 de noviembre. La convocatoria para optar a las Mentorías Digitales se publicará, según la planificación que nos mostraron en la sesión, en mayo del 2022. Esos dos nuevos perfiles tendrán como objetivo principal ayudar al profesorado y a los centros en todas estas labores de formación, certificación y creación del PDC.

El presente curso es un curso de arranque, donde todo lo anterior se pondrá en marcha. Durante los cursos 2022-23 y 2023-24 el trabajo será intenso para alcanzar los objetivos .

Ánimo a todos y no olvidemos que una pandemia ha hecho que nuestra competencia digital se haya disparado como nunca antes. Demostremos «al bicho» que no lo necesitamos para seguir mejorando.

Quedo a vuestra disposición para cualquier duda o pregunta que queráis hacerme y os dejo a continuación un resumen de enlaces con información y recursos sobre todo lo anterior.

Recursos: publicaciones, webs, legislación…

Nuestra voz: instrumento para enseñar

Bienvenidos a este extraño y complicado curso, al menos en su comienzo. Todos hemos vuelto con muchas incertidumbres, entre las que estaba la pregunta que much@s os habéis estado haciendo, ¿nos oiremos y entenderemos yendo todos con mascarilla?

Este curso va a ser el de las ideas ingeniosas, el de compartir, más aún si cabe, las soluciones que cada uno@ encuentre para los problemas  a los que nos vayamos enfrentando.

Ante la duda de si nos oirán nuestros alumnos con la mascarilla puesta, nuestra compañera Miriam B. nos ha traído una posible solución, de la mano de los amplificadores de voz, una solución sencilla y, en el caso de algunos modelos, barata.

Pero basta con que pensemos un poco para darnos cuenta de que, como en muchas ocasiones, la solución ya está en nuestras manos o, mejor dicho, en nuestro bolsillo: nuestro teléfono móvil.

Existen aplicaciones tanto para Android como para iOS que permite convertir nuestro móvil en un micrófono. De esta manera, conectando previamente nuestro móvil a un altavoz bluetooth, por ejemplo, podremos usar el teléfono como si de un micrófono se tratase. Combinado con un micrófono -diadema conectado al jack de nuestro móvil, el amplificador de voz está completo.

En el vídeo que os enlazo a continuación, una simpática compañera nos explica cómo probar esta alternativa a los amplificadores de voz.

Si quereis hacer alguna prueba, basta con que me lo digáis y buscamos un rato para hace pruebas con el móvil y un altavoz.

Este curso debe ser aún más, como he dicho, el de compartir. ¡Ánimo y empecemos!

 

 

Profesores en la Red: hacer nuestros propios videotutoriales

En el año 2001, el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT) presentó la iniciativa OCW (Open CourseWare), cuya visión se refleja en la sencilla frase siguiente:

“The idea is simple: to publish all of our course materials online and make them widely available to everyone.”
Dick K.P. Yue, Professor, MIT School of Engineering

Dicha iniciativa se extendió entre instituciones educativas de todo el mundo, e incluso la Universidad de Zaragoza se adhirió a la iniciativa con su propia plataforma OCW-Unizar.

La evolución natural de esta iniciativa fue la representada por las siglas MOOC (Massive OnLine Open Course) en la que la oferta abierta de materiales de asignaturas en las distintas universidades, propia de la propuesta OCW, pasó a organizarse como instituciones virtuales de formación que ofrecen cursos organizados, de forma gratuita o con un cierto precio y con certificados de reconocimiento.

Lo cierto es que el contexto en el que nos encontramos, provocado por el COVID-19, ha hecho que la escuela pública de un paso, aunque haya sido de manera forzada, hacia iniciativas similares a las anteriores. Sin proponérnoslo, nos hemos convertido de la noche a la mañana en Profesores en Red, llenando Internet y las distintas plataformas en la Red de recursos para que nuestros alumnos puedan seguir aprendiendo.

En la entrada previa a esta introdujimos de manera breve las herramientas que nos permitían hacer videoconferencias con nuestros alumnos. En el enlace Kit ANTI-CV19 encontraréis, entre otros, materiales ofrecidos por Google para poder enseñar desde casa.

En esta entrada vamos a dar un paso más, comentando muy brevemente algunas herramientas que nos permitirán completar los materiales que ponemos en la Red con nuestro propios videotutoriales. Si decidimos que todo ello, materiales y videotutoriales, se ofrezcan libres en la red, nos habremos adherido casi sin saberlo a aquella maravillosa iniciativa OCW del MIT, que nació en el 2001 y  que puso al alcance de cualquier con acceso a la red un sin fin de conocimiento y materiales de aprendizaje.

Software y servicios web para la creación de videotutoriales.

Screencast-o-matic

Screencast-o-mattic es un servicio web que permite realizar capturas de vídeo de lo que sucede en la pantalla de nuestro ordenador sin más que registrarnos en su página web y lanzar el servicio de captura. Existe también la opción de descargar el programa para ejecutarlo en tu propio ordenador.

La versión gratuita del servicio nos permite crear vídeos de una duración máxima de 15 minutos con una pequeña marca de agua con su logo en la parte inferior izquierda del vídeo. La configuración de la captura es muy sencilla, permitiéndonos, por ejemplo, seleccionar la zona de la pantalla que queremos capturar o el micrófono para usar en la captura (o su desactivación).

En el siguiente vídeo tenéis un tutorial muy completo que nos ha cedido, muy amablemente, María Corellano (¡Gracias, María! ;-P)

Screencastify

Screencastify es una extensión para el navegador GoogleChrome que nos permite, también, realizar capturas en vídeo de nuestra navegación en pestañas del navegador o, también, de toda la pantalla de nuestro ordenador.

La forma de usarlo es instalar la extensión, autenticándote previamente con una cuenta de Google y, una vez instalada la extensión, seleccionar qué queremos capturar.

Nos ofrece durante la captura, además, herramientas de tipo lápiz para poder escribir sobre lo que estamos mostrando o herramientas de foco, para destacar lo que nos interese.

En el canal de youtube de Screencastify encontraréis vídeos que os muestran las posibilidades de esta extensión. Os incluyo a continuación el vídeo de presentación en el que podéis haceros a una idea de su uso y posibilidades.

 

 

OBS Studio

OBS Studio es la única solución de las ofrecidas aquí que es software libre, lo que a nuestros efectos significa que es un programa que, sin ninguna restricción, puedes descargarte y usar de manera completa.

La interfaz se acerca, a diferencia de las herramientas anteriores, a un programa de edición de vídeo, por lo que puede parecer un poco menos amigable, aunque para un uso básico de captura de pantalla en vídeo no presenta ningún problema.

La Youtuber Roxana Falco tiene en su canal un Curso completo de uso de OBS que, si os interesa probar esta herramienta, os recomiendo visitar. Os incluyo a continuación el vídeo de iniciación rápida.

Existen otras opciones, como podéis ver en la página (incrustada) que añado al final de esta entrada, y también tenéis la posibilidad de, si estáis usando Meet, grabar la sesión de esa videollamada que hayáis hecho.

Cualquiera de todas ellas son buenas soluciones para intentar acercarnos, en estos tiempos de distancia, a nuestros alumnos y aparcar, aunque sea puntualmente, la relación algo impersonal que lo escrito ofrece (correos electrónicos y demás…).

Os animo a que lo probéis. No se, igual a alguno le pica el gusanillo Youtuber…

 

The 7 Best Screencasting Software in 2020 (Includes Free Options)

Manteniendo el contacto durante esta ausencia

Ya han pasado dos semanas desde que empezó este confinamiento en nuestras casas y todos, de la noche a la mañana, nos reconvertimos (según dicen) en docentes virtuales en modalidad no-presencial.

La realidad es que, salvo algunas excepciones, el correo y lo escrito es nuestra herramienta fundamental, y más allá de Google Classroom, el contacto con nuestros alumnos no deja de ser un cúmulo de intercambio de correos.

Sin embargo nuestro trabajo no es así, ya que el contacto directo, las relaciones personales, aun en el plano profesional, conforman un gran porcentaje de lo que es  nuestra labora de educar.

Por ello os quería enumerar en esta entrada algunas herramientas que podrían ayudarnos a, de manera esporádica y breve, recuperar en estos días de separación parte del contacto perdido por el confinamiento.

He hecho algunas pruebas con las herramientas que os voy a incluir a continuación, pero no me detendré en explicaciones. Creo que lo más eficaz es poneros (como he hecho) videotutoriales  o enlaces a tutoriales de cada una de ellas y que hagáis vuestras propias pruebas para elegir la que más os convenza.

1.- Google Hangout o G-Meet

La herramienta gratuita que ofrece Google para hacer videoconferencias es Hang-out, pero permite la conexión de, únicamente, un máximo de 10 personas. La ventaja es que disponemos de G-Suite y ahí, Google HangOut se transforma en Meet, permitiendo hasta 100 personas en línea a la vez.

La forma de crear una reunión en Meet est tan sencillo como crear una sala, que nos ofrecerá una URL (una dirección web). Bastará con que enviemos esa dirección a nuestros alumnos para que, haciendo clic en ella, se unan a nuestra videoconferencia.

2.- Jitsi Meet

Jitsi es una herramienta de código abierto que nos permite, incluso, montarnos nuestro propio servidor de videoconferencias.

Pero no es el caso, nosotros queremos simplemente usarla y, para eso, es tan fácil como acceder a Jitsi Meet y crear una reunión. Igual que en Meet, nos ofrecerá una URL de dicha reunión que enviaremos a nuestros alumnos para que se unan a la videoconferencia.

La ventaja frente a Meet es que no necesitará registrarse ni autentificarse de ninguna manera, por lo que es una herramienta muy fácil y rápida.

En el sitio JR2.0, de José Ramón Olalla, encontraréis una entrada en la que os habla de  JitsiMeet  y alguna de sus posibilidades.

3.- Skype

Skype es otra de las herramientas que llevan tiempo en el mercado y que nos permite realizar llamadas o videoconferencias. El problema es que si queremos una videoconferencia (con vídeo para los participantes) de más de 10 personas necesitaríamos la versión empresarial, pero si sólo nos interesa una reunión con un videoconferenciante (nosotros) y un chat para nuestros alumnos, el límite ya alcanza hasta las 25 personas.

De nuevo es tan sencillo como compartir un link que generará Skype, para que todos los invitados se unan a a la videoconferencia.

(¿Qué es reunirse ahora?)

4.- Zoom Meeting

Zoom es una de las herramientas de videoconferencias más popular en estos días. Es un servicio con determinados planes de pago, pero que ofrece una versión gratuita que permite videoconferencias de hasta 100 personas. La limitación es que la duración de la videoconferencias no puede superar los 40 minutos.

5.- Screen

Por útlimo, Screen es otro servicio de pago que, durante la pandemia, ofrece la versión Pro de manera gratuita. Es más que una herramienta de videoconferencias, ya que Screeen está pensada para compartir el escritorio del ordenador de los participantes y que todos puedan interacturar en el mismo. Es por ello una herramienta que podría incluso servirnos para ayudar a nuestros alumnos en el uso de alguna herramienta o programa, interactuando directamente en su ordenador, como solemos hacer cuando estamos en una clase en el aula de informática.

 

Existen algunas más, como Discord (popular entre los gamers), pero creo que con las 5 enumeradas anteriormente cubrimos un buen abanico de posibilidades.

Os animo a que tratéis de organizar alguna videoconferencia con alguno de vuestros grupos. No se trata de que ahora todos queramos volver a clases presenciales-virtuales, por que, en mi opinión, eso sería imposible y totalmente ineficaz. Somos muchos profesores y si nos pusieramos todos a hacerlo, probablemente causaría un caos añadido a las dificultades que esta situación ya nos está provocando a todos.

Pero sí que puede ser bueno el hacer una pequeña reunión, aunque sólo sea para preguntarles a nuestros alumnos cómo están y cómo están llevando todo esto. Seguro que muchos lo agradecerán… y quizás nosotros también.

Ánimo y un saludo muy fuerte a todos en estos días extraños que vivimos.

 

 

Vitalinux en un rato: quitémonos el miedo

Dentro de los cafés metodológicos que tan buenos ratos nos dan, hoy vamos a dedicarle un rato a Vitalinux y usaremos, a modo de introducción, la presentación siguiente.

Vitalinux es un distribución Linux, personalización de la distribución Lubuntu, realizada por el Departamento de Educación de la Comunidad Autónoma de Aragón.

El Departamento de Educación dispone de una wiki-Vitalinux donde obtener multitud de información sobre esta distribución, acceso a su descarga, a sitios de formación y soporte, etc.

Durante nuestra sesión en el café metodológico, daremos un repaso a la distribución, conociendo su interfaz, aprendiendo a usarla y practicando con cualquiera cosa que se os ocurra y que tengáis necesidad de conocer de esta distribución. Si está en mis manos, resolveré las dudas que tengáis; y si no conozco la respuesta, a lo que me comprometo es a buscarla cuanto antes.

Aunque no es intención de que sea un curso completo, os dejo el acceso a algunos de los materiales que preparé en su momento para el primer curso impartido en el año 2016 sobre Vitalinux. Los usaremos de soporte y práctica en esta sesión:

  • Actividades para practicar

  • Presentación con acceso a videotutoriales de Vitalinux.

 

 

Aprendizaje audiovisual

Recuerdo cuando, en mi juventud, entró una tele con el correspondiente vídeo a mi clase. Aquello fue la bomba para nosotros: ¡aprender viendo la tele! Lo clásico era, entonces, los documentales o, como mucho, algún vídeo educativo que se intercalaba entre las explicaciones del profesor.

Hoy, nuestros alumnos asumen la enseñanza audiovisual de manera natural como un complemento a lo trabajado en clase o, incluso, como ese profesor particular que necesitan en momentos puntuales. Canales de YouTube como Unicoos o la academia Khan son visitados habitualmente para buscar ayuda, su nueva lectura la escogen de las recomendaciones de booktubers como El Coleccionista de mundos o Nube de palabras, o se ponen a la faena cuando algún profesor les propone, por ejemplo, hacer un booktrailer de, por ejemplo, el libro «El medallón perdido«.

En este mundo audiovisual debemos movernos igual que nuestros alumnos, bien usando recursos de la red ya creados, bien creando nuestras propias lecciones, videotutoriales o, cuando menos, considerando una actividad más la creación de vídeos. Para ello disponemos actualmente de multitud de herramientas, tanto hardware como software.

En cuanto al hardware, cuando antes teníamos la dificultad de disponer de medios de grabación adecuados (videocámaras), ahora todos disponemos de uno en nuestros bolsillos: el teléfono móvil.

Los dispositivos móviles tienen, cada día, mejores cámaras de mayor sensibilidad y resolución. Prueba de ello es que ya, desde hace años, aparecen en festivales de cine y documental obras creadas total o parcialmente con dispositivos móviles. MobileFilmFestival o SmartFilms son sólo dos ejemplos de festivales dedicados exclusivamente a las obras hechas con móvil  y, de hecho, el considerado mejor director de películas hechas con móvil, Conrad Mess (pseudónimo de Luis Mieses) es de aquí, aragonés.

En cuanto al software, existen desde hace años una gran cantidad de programas para la edición no lineal de vídeo digital, en principio siendo muchos ellos de pago, como PinnacleStudio, VegasMovieStudio o CyberLinkPowerDirector,  si bien ha sido en los últimos años, con la aparición de lo móviles, cuando se han popularizado apps gratuitas para la edición en el mismo dispositivo y, para entorno PC, software de edición libre que podemos descargar, instalar y usar sin coste alguno.

Un ejemplo de app de edición de vídeo es Quik, software de edición para las cámaras deportivas GoPro, pero que puede usarse con cualquier vídeo que hayamos grabado con nuestro dispositivo. Este editor está disponible para Android, IOS y como software de escritorio para instalarlo en tu ordenador, y su interfaz guiada nos permite realizar vídeos sencillos de manera ágil y rápida.

Como alternativa a programas de edición semiprofesionales como los comentados anteriormente (Pinnacle y demás), el mundo del software libre nos ofrece varias alternativas, como son ShotCut y Openshot.

Ambos programas tienen una interfaz clásica en las herramientas de edición de vídeo digital, ofreciendo un gestor de medios, ventana visualizadora tanto de medios como del resultado del proyecto, así como las típicas líneas de tiempo donde vamos construyendo nuestra película, añadiendo efectos y transiciones que también tenemos disponibles en la interfaz.

Existen multitud de recursos y tutoriales, como los que incluyo a continuación, que nos ayudarán a introducirnos en el mundo de la edición de vídeo digital.

En definitiva, los medios audiovisuales en general, y el vídeo en particular,  se convierten en una herramienta más que podemos y deberíamos usar en nuestro trabajo, teniendo como tenemos entre manos unos alumnos acostumbrados a los contenidos en esos formatos. Tenemos los medios tanto hardware como software para ello y, ahora, sólo nos queda ponernos manos a la obra.

Comenzamos el año… ¿en noviembre?

¡Comenzamos curso…! Bueno, estooo… ¿el 31 de noviembre? En fin, ha sido un arranque lento pero intenso, como sabréis aquellos que conocéis al autor de estas letras. Pero aquí estamos de nuevo con una entrada para comentar algunas noticias que, quizás, os puedan resultar interesantes.

La semana pasada recibimos la revista Educación 3.0. La dejaré en la sala de profesores esta próxima semana, para aquellos que le queráis echar un vistazo.

La imagen de portada hace referencia a uno de los artículos principales que contiene, relacionado con el uso de Podcasts en el aula y, de hecho, está también en relación con una iniciativa de formación que nos comentaron en la última reunión de CoFOTACs, la radio como herramienta educativa, que se concreta en el curso de uso educativo de la radio y del que podéis encontrar más información en la web RadioLab.

Nuestros alumnos, todos ya de la Generación Z , son alumnos eminentemente audiovisuales, por lo que el uso de estos medios de comunicación puede ser un recurso interesante para «engancharlos» en el aprendizaje.

En la revista, también, se hace referencia y publicitan en varias ocasiones los nuevos dispositivos que  están sustituyendo al pack videoproyector/pantalla digital: las pantallas interactivas. De hecho, recientemente y como muchos habréis visto (y usado) ya, en nuestro centro se instalaron dos de dichos dispositivos, modelo multiclass Touch Screen, de las cuales os dejo aquí el enlace al manual.

Y como no podía ser menos, la tecnología concretada en la robótica, el fomento de las vocaciones STEM, la impresión 3D,… son contenidos también presentes en el Nº 36 de la revista Educación3.0 y, qué casualidad, también en nuestro centro.

Para aquellos que no lo conozcáis, el IES Valdespartera participa por 5 año consecutivo en el Desafío AstroPi, que ofrece a nuestros alumnos la oportunidad de llevar a cabo un proyecto de investigación en la Estación Espacial Europea, mediante la programación del mismo en una Raspberry Pi.

La RaspberryPi es una miniplaca/ordenador de bajo coste (alrededor de 40€), creada en el año 2011 en UK, con la intención de llevar el pensamiento computacional a todas las escuelas y, en general, a todo el mundo.

El centro dispone de varios de estos mini-ordenadores y, durante este curso, se tiene la intención de realizar algo similar a lo que se conoce como RaspberryJam junto a uno de los coles de la zona. Os iremos informando…

Otra novedad de este curso, aunque continuación del curso pasado, es el Servicio de Impresión 3D del IES Valdespartera.  Como ya se explicó en la entrada previa a esta, y última del curso pasado (Un futuro «maker» para nuestros alumnos), el centro comenzó a participar en el Taller de Impresión 3D organizado por la Facultad de Ciencias, siendo el presente curso su segundo año de participación. Se adquirió una impresora 3D modelo Anet A8 y, el presente curso, se ha ampliado el servicio con una Creality Ender 3 Pro. Y se escribe «Servicio» por que la intención es que este taller y las impresoras adquiridas sean la base material de un servicio de impresión 3D al que los departamentos y la comunidad educativa en general puedan hacer peticiones de impresión de piezas que les sean de utilidad en su proceso de enseñanza/aprendizaje.

Las personas responsables del Taller de Impresión 3D están afinando el servicio. En cuanto esté disponible se os notificará para que podáis empezar con vuestras peticiones.

La robótica y las vocaciones STEM son también contenidos que se tratan en el nº36 de la revista Educación 3.0 y en el centro, el Departamento de Tecnología, tiene mucho que decir al respecto. En el Seminario «Programación y robótica aplicada a la educación» las profesoras de Tecnología se forman e investigan en proyectos en los que, mediante sistemas electrónicos, usando placas como Arduino, se puedan hacer cosas tan útiles como un semáforo del ruido, algo que creo estaréis conmigo podría venirnos muy bien en los pasillos del centro.

Podcasts, radio, pantallas interactivas, impresión 3D, robótica…. ¡cuanta tecnología en el IES Valdespartera! Pero también hay tiempo para volver al reposo y la tranquilidad de un buen libro, de buenas historias, por que no todo van a ser gadgets y cacharros.

Y es que en Educación 3.0 reseñan la nueva obra de Raquel .J. Palacio, «Pájaro blanco«, autora del bet-seller «Wonder». La novedad de su nueva obra es que es una novela gráfica, que une lectura e imagen, introduciendo a los chavales en un mundo de lectura gráfica que, sorprendentemente, muchos  desconocen.

¿Una reseña tan alejada del contenido de una entrada tan tecnológica como esta? Quizás lo entenderéis el próximo 20 de diciembre, si tenéis a bien de acercaros por esa charla de título «El mundo del cómic: una alternativa de lectura» que, de nuevo, se celebrará en el centro IES Valdespartera. Permanezcan atentos a sus pantallas…

Y es que no sólo de tecnología vive el «homo technologicus«… o al menos no debería.

¡Un saludo a todos!

 

Un futuro «maker» para nuestros alumnos

Chris Anderson, editor de la revista Wired, publicó en el año 2012 el libro “Makers. La Nueva Revolución Industrial”. La tesis principal del libro era que el futuro nos llevaría un paso más allá de la revolución que supuso la digitalización de determinados productos (música, cine, libros) producida en los inicios del siglo en el que vivimos. Dicha nueva revolución  permitiría la digitalización y posterior uso o reproducción de objetos como el calzado, mobiliario, decoración o cualquier cosa que fuese posible imaginar y diseñar con un ordenador.

En el corazón de esta revolución se encontraban movimientos como el del Hardware Libre, continuación del Software Libre,  abanderado por placas de desarrollo como Arduino o pequeños ordenadores como Raspberry Pi, o la impresión 3D para los hogares, y constituían las piezas fundamentales para contribuir a extender las filosofías Makers y DiY (Do-it-Yourself – Hazlo tú mismo) que en el libro se exponían.

En el IES Valdespartera, durante este curso, nos hemos «sumergido» en estas tecnologías, en la idea de que la escuela es el lugar donde no sólo debemos recordar lo pasado y aprender lo sobradamente conocido, sino que debe estar atenta a todos esos cambios que, en un futuro próximo, transformarán muchas de las cosas ahora concebidas como inamovibles. Los jóvenes son quienes provocarán esos cambios, y sólo podrán hacerlo si desde la escuela les enseñamos a estar atentos, a aprovechar las oportunidades y les preparamos para ser competentes en aquella que, por muchos, es considerada casi la competencia más importantes de todas en nuestro contexto: Aprender a Aprender.

En las asignaturas de Tecnología y TIC, los alumnos han trabajado con placas Arduino y mini-ordenadores RaspberryPi (participando, por ejemplo, en el Desafío Astropi) algo que ya se llevaba haciendo desde unos cursos atrás.

La novedad este año ha sido la tecnología que faltaba en ese trio DiY: la impresión 3D.

Enmarcado en el proyecto Línea54, con el apellido 3D (es decir, proyecto L3D54), alumnos de 4º de la ESO, coordinados y guiados por los profesores Ángel de Miguel (el que suscribe) y Ana Ferrer, han montado, puesto en funcionamiento y han dado uso a una impresora 3D, modelo AnetA8. El desarrollo del proyecto y los frutos de todo ese trabajo podeís verlo en la wiki taller3dCiencias-IESValdespartera. En dicha wiki se ha ido documentando el proceso de montaje de la impresora, las sesiones a las que asistieron en la Facultad de Ciencias (como partícipes en el IV Taller de construcción de una impresora 3d), las primeras pruebas en el taller de Tecnología y los éxitos (y también dificultades y fracasos) resultado del esfuerzo de los alumnos integrantes del grupo, Ángel, Elena, Paula, Ricardo y Unai (y en las primeras sesiones, David, que tuvo que dejarnos a mitad de proyecto).

Hoy, jueves 23 de mayo,  como cierre del Taller y a la espera de la Jornada de Clausura que se celebrará en la Facultad de Ciencias el próximo 31 de mayo, el IES Valdespartera ha alojado una pequeña exposición donde el grupo L3D54 ha mostrado  el proceso de impresión 3D, desde el diseño de la pieza hasta su impresión, ofreciendo una muestra de algunas piezas creadas con la AnetA8 del instituto.

Mientras los alumnos del IES miraban la exposición, la impresora se encontraba imprimiendo diversas piezas para que todos pudieran verla y comprender su funcionamiento.

El objetivo de la exposición era, además de enseñar el trabajo realizado, mostrar las posibilidades que la impresión 3D ofrece en un centro educativo. La experiencia de montarla, el aprendizaje de la tecnología y la electrónica que posibilita la impresión 3D,  su uso en proyectos como las puertas de garaje realizadas en la asignatura de Tecnología y, sobre todo, las posibilidades como servicio a los Departamentos Didácticos que una impresora 3D puede ofrecer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este año se ha sembrado la semilla gracias a la excelente disposición del actual Equipo Directivo, del que nunca el que suscribe ha oido negativa alguna a cualquier idea que pueda repercutir en beneficio de nuestro alumnado. Una semilla que ha germinado con el trabajo de los profesores y alumnos implicados y que, seguro que en años venideros y con el trabajo de los que sigan ahí,  seguirá creciendo hasta hacer que la impresión 3D en el IES Valdespartera sea una herramienta docente más a utilizar por el equipo de profesores del centro.

Esperemos que así sea.

 

 

Etopía: un centro para investigar, aprender, probar…

El pasado jueves, día 31 de enero, estuve junto a otros compañeros COFOTAC (parece que así nos vamos a llamar, a partir de ahora, los anteriormente conocidos como Coordinadores MIA) en etopia Centro de Arte y Tecnología de Zaragoza que, según su página web, se define como

un equipamiento de nueva generación diseñado para albergar y promover los proyectos creativos y emprendedores más innovadores dentro del espacio de la Milla Digital. Un lugar para investigar, aprender, probar, contar, pasear, compartir .

Durante la visita hablamos sobre drones y modelado 3D, biohacking, sonido experimental, ciencia ciudadana… y todo aquí, a nuestra disposición.

Empezamos la visita con una exposición Maker que se encontraba ubicada en el hall del edificio donde ya se dejaba entrever lo que después nos mostrarían con más detalle en los diversos laboratorios que nos enseñaron.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A continuación nos contaron el trabajo que se desarrolla en el Wetlab, laboratorio de biohacking cuyo objetivo es, tal y como nos dijeron las científicas que lo gestionan, «hacer la ciencia más experimental, como siempre debe ser» y «generar conocimientos libres, tanto científicos, como de software y hardware» en forma de herramientas de laboratorio fabricadas por uno mismo, siguiendo la filosofía DIY (Do-It-Yourself).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después pasamos al Laboratorio de Sonido experimental, donde pudimos visitar una sala de grabación experimental, y donde nos explicaron sus características y equipamiento.

Finalmente, visitamos el FabLab, o laboratorio de fabricación, un taller lleno  impresoras 3D, cortadoras láser, material electrónico,… ¡el sueño de cualquier manitas!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y ahora viene lo interesante: casi todo esto… ¡está a nuestra disposición!

etopia se ofrece a la ciudadanía en general, y a los institutos en particular, para que los visitemos, por supuesto, pero también para que trabajemos con ellos. Así, por ejemplo, el Wetlab tiene diversos proyectos que pueden llevarse a los institutos como el proyecto Kombucha, que consiste en la generación de celulosas mediante procedimientos bacterianos a partir del te kombucha, celulosa que luego puede usarse como material para casi cualquier cosa. O su iniciativa micromascotas,  cuyo objetivo principal es «fomentar el conocimiento de los diversos  microorganismos que nos rodean, como son las bacterias, los hongos, las levaduras y los ácaros, así como la relación que tienen con el ser humano y nuestro entorno.»

El Laboratorio Experimental de Sonido ofrece sus instalaciones, previa reserva, para la realización de grabaciones y pruebas de sonido, con la única condición de que sean grabaciones sin ánimo de lucro.

Y el Fablab abre sus puertas, al menos una tarde a la semana, para que cualquiera interesado en, por ejemplo, el mundo de la impresión 3D, pueda acercarse, aprender y experimentar con esta y otras nuevas tecnologías de diseño y fabricación.

El centro realiza, además, varias convocatorias al año para la presentación de proyectos que se puedan desarrollar haciendo uso de sus instalaciones, disponiendo, incluso, de alojamiento para personas no residentes en Zaragoza.

Como podéis ver, una oferta muy interesante que podríamos traer a nuestro centro, de la mano de asignaturas como tecnología e informática, ciencias naturales, música… o porqué no, cualquier departamento que vea posibilidades a los distintos laboratorios e ideas que os he contado.

Si estáis interesados, no dudéis en decírmelo y nos pondríamos en contacto con Mediación de etopía y acordar visitas o colaboraciones.